jueves, 16 de enero de 2014

1.1


Siento que me voy,
el cuerpo tira de mí
hacia delante.
No veo con claridad
lo que hay más allá
y no quiero entrar en detalles
pero el corazón vibra
al ritmo de mis pasos.
Puedo decir que el cerebro
combina con las ondas
que envuelven mi alma.
Por momentos desaparece
el cansancio y, recién nacida,
gateo entre cientos de pájaros
que aletean con el único fin
de producir el aire suficiente
para que pueda respirar.


1 comentario:

NoeliaA dijo...

Pasé a leerte, Ro. Qué bueno que estuvo este!! Me llevo un poco de aire. Besote