martes, 23 de agosto de 2011

5.



Se vuelve imposible encajar
en las palabras.

Se siente insoportable encajar
en las personas,
en los árboles,
en las bibliotecas,
en las canastas del mercado,
en el tren.

Se vuelve desesperante
recortarse para que no sobre nada,
ensancharse
para que todo alcance.

Habría que declararse
en estado de asfixia aguda
cuando es imposible
ser parte equitativa
de las conjugaciones verbales,
de los roperos,
de las exigencias amorosas,
de los paredones,
de las calles
que tienen un ritmo único.

Ya quisiera
que el mundo fuera
como un guante mágico
y que cada cosa
encaje en mí
sin que yo tenga que sufrir
permanentemente
una metamorfosis.

Método indoloro,
solución perfecta.


de 300 km


4 comentarios:

© Raquel Nieto dijo...

Este ES, sin dudas, mi preferido. Será que tampoco encajo. Te amo poeta hermosa.
Net.

Roxana Torres Neira dijo...

Somos iguales no? también es uno de mis prefes.
Te amo amiga.

Luis Nieto - 'Papelylápiz' dijo...

¿Nuestra adaptación al medio, como seres un poco más complicados (en teoría) que otros bichejos?.
Como poema, personalmente me gustó más el anterior, aunque el tema de éste es (por sencillo) muy interesante.
Besos desde 'Poemas del volcán'

Roxana Torres Neira dijo...

Gracias Luis por tu valiosa palabra.
Un beso a vos.